Sesión PsicoSomática

¿En qué casos resulta útil una sesión individual de Regulación Emocional PsicoSomática?

Si tienes alguno de los siguientes malestares físicos o enfermedades:

  • SOMATIZACIONES (reacciones físicas como consecuencia de una perturbación emocional):
    • reacciones cutáneas: eczema, psoriasis, vitíligo, urticaria…
    • dolores: migrañas, tensiones musculares, contracciones musculares…
    • alergias: polen, ácaros, alimentos, medicinas…
    • debilidad, propensión a enfermar…
    • otras somatizaciones

En estos casos la Regulación Emocional Psicosomática puede conducir a su curación o mejora.

Una sesión individual de Regulación Emocional PsicoSomática

Si deseas hacer una sesión de Regulación Emocional PsicoSomàtica para resolver un malestar físico no dudes en contactar con nosotros.

El punto de partida «obligado» para la sesión pasa por decidir qué malestar físico quieres resolver y saber que si es crónico puedes hacer la sesión cuando acordemos y si es esporádico u ocasional debemos hacer la sesión como máximo de tarde 2 días después de su remisión o esperar a que vuelva a aparecer.

A partir de las sensaciones corporales que experimentes al confrontar el malestar físico, revivirás sensorialmente la causa original de tu dificultad, y esto tendrá como efecto su desactivación

La sesión apunta a la desaparición completa del problema. Duración máxima de la sesión: de ½ a 1 hora aproximadamente.

Pasos para resolver el malestar físco

Primero tienes que decidir qué malestar físico quieres resolver

Después tienes que contactar con alguno de nosotros por teléfono o whatsapp para planificar una sesión Regulación Emocional Psicosomática. Piensa que si no puedes desplazarte o vives demasiado lejos puedes hacer la sesión por skype / zoom / móvil.

El pack de 70 € para resolver 1 malestar físico comprende 3 sesiones (4 en casos más complicados):

  • 1ª sesión: se hace la regulación emocional psicosomática con una serie de secuencias. El tiempo máximo de la sesión es de 1 hora y lo normal es de 1/2 hora.
  • 2ª sesión (al cabo de 1 o 2 semanas): se valida que el malestar físico se ha resuelto o en caso contrario se hace una sesión normal.
  • 3ª sesión (al cabo de 1 o 2 semanas más): se valida que el malestar físico se ha resuelto y se hace el cierre.
  • A veces, si quedan residuos del malestar físico se tiene que hacer una sesión adicional.

Después de estas sesiones se puede planificar resolver otro malestar físico, todo en función de cada uno.

El objetivo final sería conseguir la eliminación del malestar físico para tener una vida de más calidad.